viernes, diciembre 30, 2016

Añoranzas

por estar mis musas en paro, reproduzco un post "del año del ñauca" como decimos en Chile.

dE JUEVES DICIEMBRE 27, 2007

La Viejita Pascuera
Datos para lectores del extranjero:
En Chile, en época de mi infancia, a Santa Claus se le conocía como el Viejito Pascual.
Con los años, derivó en el Viejito Pascuero.

Ese viejito, es el que trae regalos a los niños cada 24 de diciembre, los que son esperados con gran ilusión por todos los pequeños de cada familia, quienes por supuesto no dudan de la existencia del personaje.
Los mayores entre esos chicos, puede que ya no crean, pero por lo general no lo reconocen para estar libres del riesgo de quedarse sin regalos.
Mi nieto mayor tiene 8 años y dudo que todavía crea, pero tiene buen cuidado en no manifestar alguna avería en su fe.
En todo caso, estoy seguro que ni él ni mis otros 5 nietos leen este blog (el más pequeño apenas tiene 2 meses de edad), de modo que puedo darme el lujo de explicar la foto que contiene el presente post.

Quién aparece como Viejito Pascuero es en realidad una ... Viejita Pascuera.
Se trata de mi esposa, María Teresa, cargada de regalos para todos los nietos propios y para los sobrinos-nietos, en presencia de gran parte de la familia más directa, que integran sus siete hermanos, con sus respectivos cónyuges, en medio de la habitual curiosidad de mis suegros en esta fecha, ambos de más de 90 primaveras y que observan con cierto grado de perplejidad a sus bisnietos.

Cuenta mi señora que la tradición de la llegada del Viejito Pascuero en su familia, se ha traspasado de generación en generación.
Al cabo del tiempo, ella ha tomado el relevo, la indumentaria, la barba y los modos de precedentes viejitos pascueros, para solaz de grandes y chicos. De quienes todavía creen... y de quienes alguna vez creyeron.

CAMBIOS DESDE ENTONCES:
Mi nieto mayor ya está por cumplir 17 años y se apresta a su vida universitaria. El más pequeño, entonces de 2 meses, ahora tiene 9 años. Mis queridos suegros, quienes superaron con amplitud la barrera de los 90, ya partieron al infinito. Desde ese momento, cada familia dentro del familión celebra por separado la Navidad, al crecer en su cantidad de integrantes.  A mi esposa en la reciente celebración en mi casa, la reemplazo como Viejita Pascuera mi hija Paulina, pero en el fondo fue para cumplir con la linda tradición, porque el único que tal vez todavía cree en Santa Claus es mi nieto menor, aunque bien puede que nos haya "tomado el pelo" a todos.

MUY FELIZ 2017 PARA TODOS.

30 comentarios:

Pedro Luso dijo...

É sempre interessante conhecermos as tradições de outros países
no que se refere às Festas Natalinas.
Aproveito o ensejo, amigo Esteban, para desejar a você, esposa e filhos,
um feliz Ano Novo, com muita paz, saúde e amor na sua família.
Abraços.
Pedro.

Tais Luso dijo...

Olá, Esteban, acreditar no Papai Noel é tão bom!!! O pior, a grande frustração é quando descobrimos que tudo é uma montagem para alegrar as crianças e o comércio vender bastante. Descobri quando eu tinha 8 anos e fui arrombar um armário da garagem dos meus pais para saber o que tinha lá dentro: e encontrei as botas, a roupa, a barba... E naquele dia chorei! Deixei uma cartinha na cama de meus pais dizendo que não precisavam mais me esconder, eu tinha descoberto!
Um Lindo ano pra você e sua família, Esteban, com saúde, alegria e paz!
Beijo, amigo!

esteban lob dijo...

Apreciados amigos Pedro y Tais:

Muchísimas gracias por sus buenos deseos para mi familia y para mi.Les retribuyo con el anhelo de felicidad y prosperidad en 2017, con la alegría de haber descubierto sus estupendos blog, tan llenos de humanidad y variedad.Son un lujo.

Cariños australes.

Pedro Luso dijo...

Taís e eu agradecemos esses votos seus para o ano de 2017.
Um dos motivos da minha volta a esta postagem, Estaban, é para lhe dizer que deixei uma RESPOSTA ao seu COMENTÁRIO, no meu blog, que gostaria que o amigo lesse .
Um grande abraço.
Pedro.

Mari-Pi-R dijo...

Aunque nunca he disfrutado del personaje de Santa Claus, pues para mi eran los regalos el día de los Reyes Magos, reconozco que lo importante es dar un buen ambiente a los pequeños de una forma o de otra.
Que puedas disfrutar por muchos años de esta bonita familia que te adora y que están contigo.
¡FELIZ AÑO 2017!, con paz.

esteban lob dijo...

Ya leí tu comentario al que me invitas, estimado Pedro. Muchas gracias.

Otro abrazo para ti y para Tais.

esteban lob dijo...

También un FELIZ 2017 para ti, apreciada Mari y muchas gracias por tus conceptos.

Gabriela dijo...

Solamente en recuentos como este nos vemos bien claro cómo pasa el tiempo.
Feliz 2017, querido Esteban, para ti y todos los tuyos. Y que la tradición se mantenga, aunque sea para un solo niño.
PD: el mejor de los éxitos para ese nieto (casi) universitario.

esteban lob dijo...

Gracias Gabriela de Lima. Van también los mejores deseos para ti, de parte de mi esposa y en el mío propio, extensivos a tus seres queridos.

Mi nieto mayor sacó un gran puntaje en la Prueba de Selección Universitaria, de modo que no debería tener problemas para ingresar a estudiar Ingeniería Civil, como es su deseo.

Abrazo.

Felipe Tajafuerte dijo...

Entrañables recuerdos los que nos cuentas, Esteban. Con distintos nombre y personajes la idea es la misma: hacer felices a los más pequeños. Añado este personaje a la colección de Santa Claus, Papá Noel, Olentzero, el Tió cagón, los Reyes Magos y los peruanos Incirri, Mistirri y Negrorri. Un fuerte abrazo con mis mejores deseo para el nuevo año.

Elvira Carvalho dijo...

Quando eu era menina, se dizia que era o Menino Jesus que trazia as prendas. Eu tinha 6 anos, e estava muito zangada com o Menino que nunca nos dava prendas como víamos que outras crianças vizinhas mais afortunadas tinham. Meu pais eram muito pobres, nós bem que deixávamos as tamanquitas junto à lareira, mas no outro dia, só lá havia dois ou três rebuçados e alguns figos secos. Então quando eu tinha seis anos fiz uma espera ao menino Jesus. Queria saber que mal tínhamos feito para não ter presentes. E vi minha mãe ir pôr os rebuçados nos tamancos. Fiquei muito zangada. Tanto que a avó Piedade me explicou, que o Menino não vinha trazer presentes a ninguém. Eram os pais que compravam os presentes e como os meus não tinham dinheiro...
Acredite que fiquei bem mais feliz. Afinal, não era o Menino Deus que não gostava de nós.
Um abraço e Bom Ano

esteban lob dijo...

Me hizo mucha gracia lo del Tío cagón. No lo conocía, estimado Felipe.
Retribuyo el abrazo y te deseo junto a los tuyos, mucha felicidad en 2017.

esteban lob dijo...

!Tierna historia, querida Elvira!
También para ti y familia, amiga, te deseo lo mejor en el año que se inició.

Cariños.

Ana Mª Ferrin dijo...

Amigo Esteban, cualquier dogma o creencia que nos haga amar al prójimo es bueno para mí.
Tu anexo podría ser el de quienquiera que te lea, la vida va dando giros muy semejantes para todos. Las familias se van bifurcando con nuevos guardianes de las leyes del clan...

Feliz 2017 para ti y los tuyos, con un especial saludo para la nueva Viejita Pascuera.

esteban lob dijo...

Celebro, Ana María, tu entusiasmo por impregnarte de nuestras realidades. Concuerdo totalmente con tu frase inicial y agradezco también tus amables conceptos.

Te deseo igualmente muchas felicidades en este naciente 2017, en la seguridad que seguirás haciéndonos gozar con la brillantez de tus letras.

Liliana dijo...

Qué bonita tradición Esteban.

Y sí, dices bien, dudo que el menor todavía crea en el Viejito Pacuero; a mi, mi hermano mayor me lo dijo cuando yo tenía 7 años, él 23, nunca he entendido cuál fue la razón para decírmelo, porque mi madre no le dijo que me lo dijera.....

Muy feliz año nuevo, lo mejor para el 2017!

Saludos =)))

esteban lob dijo...

Ciertamente tu hermano de 23 te quebró la ilusión esa vez, Liliana.
¿Nunca se disculpó?

Liliana dijo...

No, cuando yo nací el ya estudiaba fuera, nunca vivimos juntos y esa vez estaba de vacaciones en casa, creo que la única vez que recuerdo....

Ricardo Tribin dijo...

Excelente crónica, mi estimado Esteban.

Bien interesante y novedoso para mi aquello de que quién aparece como Viejito Pascuero es en realidad una "Viejita Pascuera".

Un gran abrazo!!

esteban lob dijo...

Jajaja, estimado Ricardo. ¡Así es la vida!

Retribuyo abrazo.

Mariaisabel dijo...

Amigo Esteban, en primer lugar te deseo tanto a ti como a tu familia un Feliz Año 2017.
Después de mucho tiempo, justo acabo de entrar en mi blog y he leído un comentario que me dejaste hace unos meses. Discúlpame, no te había dado las gracias.
Tienes toda la razón, no he escrito más, demasiados problemas en mi vida que a Dios gracias se van superando.
Creo que al menos os debo a todos un felicitación por el nuevo Año y es lo que voy a hacer ahora mismo.
Gracias por tus ánimos,
Un abrazo
Mariaisabel

esteban lob dijo...

Gracias a ti, María Isabel. Me alegra que esos problemas se sigan solucionando.
Muchas felicidades en 2017 para ti y familia.

Otro abrazo.

Inma_Luna dijo...

Tradiciones que llenan tanto y que seguro que ella disfruta mucho.
Buen año.
Besos muchos

esteban lob dijo...

Sin duda, Inma. Tanto como EL niño.
También para ti, excelente 2017.
Besos.

Liliana G. dijo...

Querido Esteban:
Vuelvo, después de tanto tiempo, para saludarte, leer tus historias siempre vigentes y desearte un 2017 en Paz y Armonía.
No estoy bien de salud, por otro lado, publico mis cuentos y poemas en Facebook, donde me siguen casi todos nuestros amigos blogueros,es más rápido en todo sentido, y la verdad, no me sobra el tiempo, pero sigo publicndo en ese sitio.
Si te animaras a abrir un perfil en Facebook, te encontrarías conmigo y con toda la gente con la que hemos comenzado. Para mí sería una gratísima sorpresa. No puedo darte más detalles porque este comentario es público.
Si decidieras entrar en Facebook, mi dirección es:
facebook.com/liliana.garcia.12
Si no fuera posible, quiero decirte que sigo teniéndote la misma estima y consideración de siempre.

Un fortísimo abrazo, querido amigo.

Manuel dijo...

Ojalá no se pierdan nunca estas tradiciones, tan lindas para ellos, como para los mayores. Vivir con ellos la ilusión de los días anteriores, y las caritas el día que reciben los regalos, no tiene precio, además de hacernos retrotraer a los mayores, a nuestra infancia.
Gracias, por tan entrañable entrada.
Un fuerte abrazo.

Ricardo Tribin dijo...

Muy aprecio Esteban :

Te dejo mi abrazo grande y fraternal, con el aprecio de siempre.

esteban lob dijo...

Celebro, querida Liliana, saber de ti tras tantas lunas. Te deseo junto a los tuyos también lo mejor para este 2017 y que tu salud "tire parriba" como decimos en Chile.Intentaré encontrarte en Facebook, por mucho que no sea un derrotero muy habitual para mi.

Cariños.

esteban lob dijo...

Lo retribuyo Ricardo, con el mismo aprecio.

esteban lob dijo...

Agradezco tus conceptos, amigo Manuel. Es difícil que por más que no tengan la fuerza de otros tiempos, esas tradiciones desaparezcan.

Retribuyo abrazo.