sábado, septiembre 26, 2015

Caso Vidal: Sampaoli y Guardiola nos creen tontos

Resultado de imagen para Josep Guardiola
"Sep" Guardiola

Estas líneas fueron escritas antes del trágico terremoto en Chile,  pero por causa del mismo sismo y posterior tsunami que dieron motivo al post anterior, no las publiqué hasta ahora, por prioridad lógica. 

No hace mucho, Arturo Vidal, uno de los mejores mediocampistas del mundo, volvió a hacer noticia fuera del ámbito del fútbol. Con ocasión de la pasada Copa América jugada en mi país, ya se había salido de madre cuando mal aprovechando uno de sus días libres, de regreso de una jornada de juego y licor en un Casino y conduciendo en compañía de su esposa su flamante Ferrari a 180 kilómetros por hora, embistió ebrio a un vehículo que le precedía.

Tras faltar el respeto a un policía y posteriormente llegar a un acuerdo extra-judicial con la víctima de su irresponsabilidad, quién afortunadamente solo sufrió contusiones leves, su acción no mereció mayor sanción ni penal ni deportiva y Chile con su participación clasificó Campeón de América.En medio de la euforia del triunfo, uno de los miembros del cuerpo técnico de nuestra selección, confesó: "Hicimos bien en perdonar a Vidal", con lo que reconoció que más allá de la mantención de la disciplina, interesaba el resultado deportivo.En su momento, el entrenador de la selección chilena, Jorge Sampaoli, hizo alarde de supuesta modestia al indicar que el no era nadie para condenar a uno de sus dirigidos.

Pasaron algunas semanas y Vidal volvió a nuestro país para integrarse a los entrenamientos del llamado "equipo de todos", con miras al amistoso en fecha Fifa frente a Paraguay.Todo iba bien, hasta que en otro día libre, Vidal volvió al mismo Casino situado fuera de la capital y lo vieron nuevamente en estado inconveniente. Al regresar de madrugada para reintegrarse a los entrenamientos, la historia  cambió.

A falta de versión oficial aparecieron los rumores, porque el hecho es que Arturo Vidal se retiró del lugar de concentración, aduciendo motivos personales lo que le obligaría a retornar a Alemania donde juega por el Bayern Munich. Por el correo de las brujas, se supo que Sampaoli lo habría mandado a dormir un par de horas para que se sacara su estado etílico y que luego lo habría desafectado "por ahora" pensando en volver a considerarlo en los partidos de clasificatorias al Mundial de Rusia que comienzan en octubre.

Arturo Vidal no regresó de inmediato a Europa y a la noche siguiente se le volvió a ver en un restaurant feliz de la vida junto a unos amigos. Recién al día subsiguiente emprendió el vuelo. En tanto se decía que el regreso intempestivo, se debería a problemas de salud de su hijo que padece de diabetes, pero el propio deportista desmentía algún inconveniente de tipo médico de su niño, aclarando que este se encontraba muy bien y que el motivo de su regreso era solamente por insondables "motivos personales".

Apenas vuelto a  Munich, Vidal se sometió de inmediato a los entrenamientos de su club de la Bundesliga, mientras en Chile recién terminaban los preparativos para el amistoso frente a Paraguay, finalmente ganado por los nuestros 3 por 2.

Consultado por la prensa germana, acerca del sorpresivo y rápido regreso de Arturo Vidal, el DT del Bayern, el mundialmente famoso "Sep" Guardiola, dijo que el no se hacía cargo de rumores de indisciplina en suelo chileno por parte de su dirigido y que le satisfacía la justificación del jugador, quién dijo que fue solamente  por "motivos personales".

¿Motivos personales? ¿Cuáles? 
De creerle al deportista, el asunto no tiene pies ni cabeza. Viaja a Chile, se integra un lunes al grupo entrenando perfectamente. El martes se ausenta en el día libre para todo el plantel. El miércoles abandona la concentración para regresar el jueves a Alemania de "urgencia". Desmiente rumores de que se debería a la enfermedad de su hijo. De vuelta al Bayern Munich se reincorpora de inmediato a los entrenamientos en su club, feliz de la vida. 
En tanto, en Chile Sampaoli desmiente que la desafección hubiera sido por motivos disciplinarios, mientras que en Alemania, Sep asevera que le cree al jugador que fue por "motivos personales".

En suma, queda claramente establecido que para ambos entrenadores, el argentino que prepara a la selección chilena y el español que dirige al Bayern, Arturo Vidal es demasiado importante como jugador, que  más vale no hacer cuestión de sus  burlas a la disciplina.
Pero Sampaoli y Guardiola son directores técnicos demasiado inteligentes como para que los creamos ingenuos. Lo malo es que ambos en este caso, deben pensar que los demás, prensa y aficionados inclusive, somos los tontos. 

17 comentarios:

Ripley dijo...

los jefes siempre son responsables de sus empleados. Sampaoli y Guardiola han quedado retratados en su imbecilidad, -se coge siempre antes a un mentiroso que a un cojo-, exactamente igual que la Federación Chilena de fútbol cuando en su momento decidió mirar para otro lado cuando lo procedente era echar al jugador de la concentración. De Vidal solo cabe decir que es un dechado de lo peor, todo un ejemplo de lo que nunca debería hacer una persona expuesta contínuamente a los focos por su relevancia mediática y precisamente por ello, debiera servir de ejemplo no por alardear repetidamente además de mala conducta sino por todo lo contrario. Los niños y jóvenes tienen ídolos y se fijan en ellos, por tanto estos deberían ser conscientes de este "pequeño detallito" que puede hacer que un crio, que está en la edad de formación, tome el camino de Vidal o el de Emilio Butragueño o Raúl González Blanco que nunca dieron una patada ni por supuesto vieron una tarjeta roja en sus dilatadísimas carreras en la élite.

Este Vidal ya puede presumir de pertenecer al mismo selecto club de descerebrados como Cantoná y Maradona por ejemplo, ciñéndonos exclusivamente al ámbito del fútbol.

El deporte sano y limpio siempre se ha identificado con valores como el trabajo, la constancia, el esfuerzo, la perseverancia...pero no con gentes digamos de moral distraída.

un abrazo

esteban lob dijo...

¡Imoecable Adolfo!

Abrazo.

esteban lob dijo...

No se trata Adolfo de una palabra nueva. Por cierto quise decir...impecable.

LAO Paunero dijo...

Un "jefe" debe tener "autoridad moral"; y eso, no se improvisa...

Gabriela dijo...

Hay futbolistas que se creen intocables, signados de Dios que no deben responder ante nadie ni nada. En el Perú también tenemos de esos divos, y la mala prensa contribuye cuando llena los periódicos de "Claudio Pizarro tocó la pelota tres minutos antes de que su equipo marcara el gol que le dio el triunfo". Ah ya, Pizarro tocó la pelota, vaya noticia. Está haciendo el trabajo para el que le pagan, y le pagan bien. ¿Acaso vemos en los periódicos noticias como "El profesor Fulano de Tal enseñó a leer a su alumnos de primer grado"? Y la labor de un maestro es infinitamente más meritoria e infinitamente menos remunerada.
¿Conoces el triste caso del peruano Reymond Manco? Un desperdicio total de talento.

Boris Estebitan dijo...

Vidal, jugadorazo, pero en disciplina decepciona, si no tuviera esa talento ya hubiera sido separado de clubes y seleccion.

esteban lob dijo...

A veces, amigo Lao, algunos DT hacen vista gorda en beneficio de los "intereses deportivos". Los mencionados no son los primeros, pero no por ello el hecho es menos lamentable.

esteban lob dijo...

Sé, apreciada Gabriela, que como Manco anda tan bien ahora por Alianza-Lima, le darían una nueva oportunidad en la Selección para las clasificatorias, después de haber desperdiciado sus ricas condiciones, por constantes actos de indisciplina.

Ojalá haya escarmentado, pero...que no le haga goles a Chile en octubre. Jajaja.

esteban lob dijo...

Ese es el problema tocayo.

Hay ejemplos negativos como el de Vidal, salido desde los estratos más humildes de la población y al obtener por su capacidad condiciones en que el dinero está en el puesto 1585 de sus problemas, se ponen soberbios, sabiéndose apoyados por multitudes que solamente quieran que siga jugando tan bien y por entrenadores cuyos intereses son idénticos.

En el fútbol chileno tenemos un ejemplo inverso: Alexis Sánchez en su infancia lavaba autos en el cementerio de su ciudad natal. Hoy como astro internacional del fútbol, se cuida día y noche y se desvive habitualmente para ayudar económicamente a su Tocopilla, a la que además visita para la pascua y reparte en un camión obsequios a sus habitantes, principalmente niños.

Bien dicen que "hay de todo en la Viña del Señor".

Ricardo Tribin dijo...

Tu cronica sobre Vidal es clara y al punto.

Eres un gran Periodista.

Solidario abrazo por el reciente terremoto en Chile.

esteban lob dijo...

Muchas Gracias por ambos conceptos, amigo Ricardo.

Elvira Carvalho dijo...

Em Portugal se chama ao que os treinadores fizeram no caso, "querer tapar o sol com uma peneira"
Talvez que eles se sintam culpados de não terem autoridade suficiente sobre o jogador, daí as desculpas, que não melhoram em nada o comportamento futuro do jogador.
Um abraço e bom domingo

esteban lob dijo...

Una vez más Elvira, habrá que decir " en todas partes se cuecen habas".

Otro abrazo para ti.

Rafael Humberto Lizarazo dijo...

Ese es el problema de las estrellas deportivas, que algunos se creen intocables y siempre se salen con la suya. No todos, por supuesto, solamente los malcriados.

Un abrazo.

esteban lob dijo...

Bien dicen Rafael, "cria cuervos y te sacarán los ojos".

Otro abrazo para ti.

Manuel dijo...

Está claro que los técnicos de la selección y del Bayer, han tomado por bandera eso de: que ojos que no ven, corazón que no siente; y por intereses partidistas se lo creen todo.
Pero el pueblo es sabio.
Un abrazo.

esteban lob dijo...

En este caso, estimado Manuel, son ojos "que no quieren ver".

Abrazo.