sábado, septiembre 27, 2014

El poco peso...del Peso




Nuestro peso chileno, unitariamente, está en decadencia. Un peso es la nada misma. 5 pesos es solo un milímetro más que...la nada misma.
10 pesos es al menos una moneda que se da en los vueltos, pero las monedas que nadie ha declarado en extinción de 5 pesos y de 1 peso están ausentes en el comercio y en todas partes. 

Si su compra o pago de servicio (en un centro de salud, por ejemplo), es de 12 mil 302 dos pesos, tenga la seguridad que el vuelto se lo darán sin el más mínimo rubor ni explicación a partir de los 12 mil 310 pesos. No hablo del vuelto que queda a disposición de entidades de beneficencia. Eso está muy bien y de tanto juntarse peso con peso a ellas les queda una llamativa cantidad mensual. Me refiero a aquellos lugares en que simplemente no dan el vuelto. 

Si esta mecánica se hubiera reglamentado para que hasta la cifra 5 se regularizara en la décima anterior y después de la cifra 5 en la mayor, todo el mundo entendería, pero- claro- si se pagan los mencionados 12 mil 302 pesos, quien le rinde cuentas en la caja se salta simplemente esa lógica y cobra sin más los 12 mil 310 pesos.No es que le perdone los 2.

Por cierto no son cantidades para que alguien se haga millonario, pero ya es hora que nos sinceremos. O las autoridades económicas declaran abolidas  las monedas de 5 y de 1 peso, o las empresas de cualquier tipo se preocupan de tener a disposición esas esquivas especies tan depreciadas y despreciadas, pero que al fin de cuentas al acumularse en los bolsillos de algo servirían. 

Ustedes dirán que todo eso se evita con el uso de tarjetas de débito o de crédito o mediante cheque (cada día también más despreciado). Es así. Pero quien paga en efectivo merece el mismo respeto.

11 comentarios:

Ricardo Tribin dijo...

Me aterra como se han depreciado las monedas.

Pasa en todas partes y el dinero vale cada vez menos.

Buen punto, querido Esteban.

esteban lob dijo...

He leído, amigo Ricardo, que en algunas partes del mundo han vuelto al trueque.

LAO Paunero dijo...

También pasa en Argentina amigo Esteban, hubo un tiempo en que se intentó hacer una campaña para revalorizar la moneda de un centavo mediante una repetida canción pegadiza que hacía pensar a muchos. Pero hay un fenómeno que se produce al reemplazar la moneda con otros medios como la Tarjeta de Crédito y que creo que induce la incultura "del no cuidar lo que se tiene que lleva a devaluarla moneda" Debe volverse atrás y, como en otros tiempos, fomentar el uso de la alcancía por ejemplo. Estas enfermedades observadas muy adecuadamente en tu escrito, son causales de inflación. Disculpas por la extensión, pero el tema arranca también con los chicos a quienes se les da dinero demasiado fácilmente sin inculcarle la responsabilidad del uso. Es un asunto serio que da para mucho mas y que es pariente directo de las grandes crisis económicas.

esteban lob dijo...

No tienes que disculparte, Lao, por la extensiòn de tu comentario. Es muy aleccionador, claro y explicativo. Comparto los conceptos, amigo.

Gabriela dijo...

Acá el sol todavía vale de algo. Por lo menos se pueden comprar cuatro panes, dos paquetes de galletas o algún periódico.
Las tiendas inventaron un sistema para los céntimos: se donan a una buena causa. De tanto en tanto, ponen un cartel que dice: "Con tus vueltos, hemos donado S/.X,XXX a la Institución Tal y Cual".

Marcos dijo...

Aqui nos han engañado con el Euro de una forma increible, el encarecimiento que nos ha supuesto.

esteban lob dijo...

La verdad, Gabriela, es que nuestro peso no es que haya perdido su valor en forma preocupante. Lo que digo es que con el paso del tiempo las monedas de menor rango ya no se justifican como las de 5 o de 1 peso. Pero si las mantienen, debería respetarse el derecho de los "pagantes" a recibirlos como vuelto. Lo del vuelto a una buena causa también rige y está muy bien. Lo objetable es cuando no siendo así, simplemente se pierde y sin explicación ninguna. Como son valores ínfimos nadie reclama y así queda.

esteban lob dijo...

Por la prenda estamos al tanto de toda esa complicada coyuntura económica europea, amigo Marco, que ha desfavorecido a España.

esteban lob dijo...

CORRECCIÓN:

Quise decir POR LA PRENSA,aquí no corre...ninguna prenda.

Maluca dijo...

Deberían comenzar por anular las de 1 céntimo ya, ahora y luego las de 5, o quizá al mismo tiempo. Incomprensible que no lo hayan hecho. Aquí nos pasó al contrario con el euro como dice Marcos. Un café, que costaba 100 pesetas, así, como por arte de magia, pasó a costar 1 euro = 166,256 pesetas

esteban lob dijo...

Entre pesos y pesetas, Maluca, nos complicamos la vida.