martes, marzo 19, 2013

Otro Clásico del Pacífico


De vuelta al blog, me impregno de la fiebre futbolera que nos ataca ante cada fecha clasificatoria al Mundial del año próximo en Brasil.

Perú recibirá a nuestra equipo este viernes en la noche limeña.
"El jueves vamos a estar en la puerta del hotel de los chilenos  metiendo bulla hasta el amanecer. Trae toda tu gente a apoyar a la blanquiroja, porque los partidos también se ganan fuera de la cancha", manifiesta uno de los líderes de esa campaña, agregando que "queremos llegar a tener 100 bombos y 300 latas con piedras, para que los chilenos no puedan dormir", agrega el organizador de la velada en la prensa del país vecino.

El futbolista del Sevilla de España, Gary Medel, minimiza la amenaza, diciendo que "vamos a dormir con tapones", a lo que replica el promotor de la bulla: " Aunque se pongan 20 tapones, se cubran con un tapaorejas, se pongan un casco y encima la almohada, igual nos van a sentir y no dormirán ni un segundo".
La foquita Farfán, uno de los máximos exponentes de la selección del Perú.


Claramente este tipo de acciones demuestra la importancia que dan los hinchas al resultado de un partido de fútbol, que aun cuando no altere en lo más mínimo ni la economía ni las posibilidades de progreso de nuestras naciones, va a generar, dependiendo del resultado, un vendaval de alegría o centenares de miles de ciudadanos frustrados en Chile o en Perú.

Estoy seguro es que ni mis amigos peruanos que constantemente me favorecen con su lectura, comentarios y buena onda, ni yo, dejaremos de lado nuestro recíproco aprecio, por más que el gol de la victoria lo haga la foca Farfán o Alexis Sánchez.
De eso no tengo dudas.

9 comentarios:

Gabriela dijo...

No tengas dudas, Esteban.
:D
Por cierto, bienvenido de vuelta.

elvira carvalho dijo...

Que bom que voltou amigo. Por aqui hoje se comemora o dia do pai, e então eu hoje não vou falar de futebol. Apenas deixar um abraço ao pai que é e desejar um otimo dia.

Marcos dijo...

No dejar dormir al oponente, pura estrategia militar.

Francisco Méndez S. dijo...

Parece ser que nadie en el hotel va a dormir tranquilo esa noche. En todo caso ojala sea un buen partido, y se desarrolle con normalidad.

Saludos Esteban

LAO Paunero dijo...

Como se suele decir "¡que gane el mejor!" aunque no siempre es así... BIENVENIDO ESTEBAN!!

RAFAEL H. LIZARAZO dijo...

Pues claro amigo Esteban, el fútbol debe ser motivo de unión y fraternidad, no el causante de tontas desavenencias... Al terminar el partido todo seguirá igual.

Suerte, entonces.

Un abrazo.

esteban lob dijo...

Gabriela:
Gracias.

Elvira:
Leí tu bello homenaje al Día del Padre, que en Portugal-veo-se celebra en otra fecha.

Marcos:
Cierto.Parece estrategia de guerra.

Francisco:
Sí.Pobres pasajeros "inocentes" del hotel.

Lao:
Había un famosos futbolista chileno de los años 70, quién inmortalizó la frase "qué gane el más mejol".

Rafael:
Claro, pero es la "fiebre" por ir al Mundial, lo que de lograrse equivale a fiestas nacionales que para los no adeptos resultan incomprensibles.De allí los desbordes, que no son exclusividad de algún país en particular.

Jorge Atarama dijo...

El hotel donde estuvo la selección chilena tenía paredes y ventanas que no permitían pasar el ruido. El problema más bien fue para los que tenían que pasar el tráfico terriblemente paralizado de una de las principales avenidas (Av. Javier Prado) cercanas al hotel. En carne propia sufrí la llegada de "la roja" pues vivo cerca al aeropuerto y se hizo una congestión bárbara por el "recibimiento" de la hinchada peruana que lejos de afectar al rival afectaron al ciudadano común. Saludos y un abrazo Esteban desde Lima.

esteban lob dijo...

Jorge:
Efectivamente. Todos los informes señalan que el montaje no tuvo éxito. Pero no te preocupes, desubicados hay en todas partes.Incluso a nivel de clubes. Acá la semana pasada tuvo que suspenderse un partido local por lanzamiento de bengalas y objetos diversos a la cancha.