jueves, julio 21, 2011

Réquiem tardío por ANTONIO PRIETO


Se fue el gran artista a los 85 años, mientras yo estaba ausente de este blog.

Hoy, al volver a estas páginas, aunque con retraso, no puedo dejar de recordar a uno de los más notables artistas que ha producido Chile.

Quién brillara como cantante romántico en la década de los años 50, en que otro chileno, Lucho Gatica, también lo hacía, terminó por conquistar la admiración y el cariño de las multitudes en todos los países de habla hispana. Su versatilidad le permitió además filmar en Argentina, México y España en tiempos en que el celuloide imperaba y la televisión era solamente un gran proyecto. Sin embargo, al entrar la llamada pantalla chica a millones de hogares, Antonio siguió siendo amo y señor, un gran SEÑOR, así con mayúsculas.

Algunos de sus éxitos recorrieron países, en competencia con versiones del propio Lucho Gatica, como La Novia y El Reloj, aquel que no debía marcar las horas porque nos haría enloquecer.

El mal de Alzheimer fue minando al gran trovador durante los últimos nueve años, en que al amparo de su querida familia, se refugió en su residencia de Viña del Mar, pidiendo que no lo sacaran de allí porque quería que su público quedara con su imagen anterior a la enfermedad. Solo una vez, ya con notorio deterioro psíquico aceptó concurrir en Santiago a un encuentro televisivo con su amigo de siempre, otro trovador ilustre, el argentino Alberto Cortés. El emocionante abrazo de ambos grandes artistas nos conmovió a todos, porque entonces Antonio ya no tenía capacidad para hablar, pero no había perdido la facultad tan suya de sonreír.

El tictac del reloj de la vida de Antonio Prieto se ha detenido, pero no su legado y su arte irrepetible.


Foto de:

El Aguijón Musical.over-blog.es

27 comentarios:

Gabriela dijo...

¡Bienvenido de vuelta!
Supe de la muerte de Antonio Prieto y, aunque no era de mi época, me causó mucha pena. Se puede decir que ya descansa.
Lo que no tiene explicación para mí es lo de Facnudo Cabral, otro gran amigo de Alberto Cortez.

esteban lob dijo...

Gabriela:
Lo de Facundo Cabral es inquietante, incomprensible y atroz. Escribí sobre Prieto a mi regreso y no sobre Cabral, simplemente por identificación en términos que las canciones de Antonio significaban recuerdos de diferentes épocas de mi propia vida, sin desconocer la sabiduria y bonhomía del también notable artista argentino.

esteban lob dijo...

GABRIELA:

En dos ocasiones mandé un comentario a tu actual post, pero en ambas me aparece un letrero que dice:"Servidor no encontrado".

Gabriela dijo...

Qué raro lo que me cuentas, Esteban. Y me apena mucho porque tus comentarios son siempre oportunos y esperados.

esteban lob dijo...

Gabriela:
Reintentaré, amiga.

Marta Salazar dijo...

gracias por tu post... que en paz descnase, Antonio... tú contaste lo del concurso de iguales a él que no ganó en Argentina? sí?

un abrazo!

esteban lob dijo...

Marta:
Efectivamente. Mientras él vivía en B. Aires, Antonio se "camufló" un poco para presentarse en un concurso de sus imitadores...y clasificó tercero.¡¡¡¡

Cyrano dijo...

Bienvenido, maestro.
A mí también me apenó mucho la desaparición de Antonio Prieto. Sus canciones estuvieron de moda en mi juventud. Lo recuerdo con muchísimo cariño y admiración, y vivirá siempre en nuestros corazones.

Gerardo Taker dijo...

Bienvenido de regreso Esteban

Respecto a Antonio Prieto ahí si desconozco de quien se trate, eso si, la canción de "El Reloj" es clásica, si no me equivoco es de un compositor mexicano (creo).

Saludos!

esteban lob dijo...

Cyrano:
Muchas gracias.
En mi caso también, esas canciones que marcaron época quedarán en mi corazón.

Taker:
Gracias amigo. El autor de El Reloj fue el notable compositor mexicano Roberto Cantoral muerto en 2010.

paolav dijo...

Bienvenido! Una pena lo de Antonio Prieto, sobre todo porque el Alzhaimer es una enfermedad tan difícil, no ´se si esa es la palabra, pero perderse de uno mismo, es como morirse de a poco ¿A donde se irá esa persona que no recuerda?
Un abrazo y gracias por aparecer por mi blog.

esteban lob dijo...

Paola:
gracias a ti, por aparecer por el mío.

Liliana G. dijo...

¡Hola, Esteban!

Muy, muy emotivo tu homenaje al gran Antonio Prieto. Inolvidable.
Recuerdo que yo era pequeña, el televisor en blanco y negro y mi madre derritiéndose mientras lo escuchaba cantar "La novia". Unos años después también me derretía a mí con sus canciones :)

Fue un ícono de nuestra época, nadie lo puede dudar. Excelente cantante y mejor persona.

Un beso grande, querido Esteban, me da gusto tu regreso.

esteban lob dijo...

Liliana:
Mil gracias.
Acabo de deleitarme en tu blog con tu comentario deportivo.
Retribuyo el beso.

Alma Mateos Taborda dijo...

Sorprendida por esta triste noticia. Era un cantante amado acá en Argentina. Descanse en paz. Un abrazo.

esteban lob dijo...

Alma:
Ël siempre manifestó su gratitud y admiración por Argentina, hasta el día que sus pensamientos se nublaron.

Chela dijo...

Su voz junto a las composiciones musicales de Lucho Gatica forma parte de mis agradables recuerdos de una época romántica, de juventud y de aquelos maravillosos bailes agarraditos...

La ventaja de llegar con vida a una edad determinada,la nuestra, hace que por otra parte empiece a llenarse de pérdidas. Comienzan a desfilar los protagonistas de nuestrtos más bellos recuerdos.

Quiero pensar que la " media botella" que se ha vaciado lo ha hecho dejándonos un buen sabor.

Mis sentimientos y un recuerdo cariñoso.Un abrazo.

esteban lob dijo...

Chela:
Interpretas plenamente mi sentir, amiga.Es muy cierto que a nuestra edad, en que la vida nos hace llenarnos de pérdidas, desfilan esos protagonistas.Retribuyo tu abrazo.

Alimontero dijo...

Querido Esteban, a mi tbn me impactó la muerte de Antonio Prieto---- era pequeña e igualmente se escuchaba en la radio en casa....
Hoy conozco a su hija, Teresita, quien se dedica a la medicina natural en un centro.
Lo paradójico, es la muerte de Facundo Cabral, y solo me qeuda por decir que "respeto su destino"....
y mis respetos por él.

A ti mi cariño Esteban!

Ali

esteban lob dijo...

Ali:
También me pareció inconcebible y terrible la muerte de Facundo Cabral.
Solamente escribí de Antonio y no de Facundo(y a destiempo), porque el chileno con sus canciones me había dejado una huella de añoranzas emanada desde mi adolescencia.

Camino del sur dijo...

Gracias por éste merecido homenaje al Gran Señor de la canción, tenía una fuerza interpretativa salvaje, yo no contemporánea de él igual disfrute mucho sus actuaciones en la televisión chilena.


Un gran abrazo para ti


María Pilar

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola, Esteban:

"Estas navidades si te sobra amor, haz un buen negocio cómprate un tambor"

Siempre me gustó esa canción y me dio mucha tristeza saber de su muerte, recuerdo su elegante estampa.

Un gusto tenerte nuevamente entre nosotros.

Abrazos.

esteban lob dijo...

Rafael:
Gracias amigo.

Fue una de tantas de sus canciones
inmortales.

ana maría parente dijo...

Siempre en el recuerdo de la NOVIA QUE TE DEJO Y QUE SABIAS QUE TE AMABA.
ADIOS POETA ROMANTICO QUE TANTO AMAMOS LOS ARGENTINOS

esteban lob dijo...

Ana María:

Y Antonio también a ustedes. Siempre, previo a los 10 años en que vivió sin recuerdos debido al Alzheimer, hacía añoranzas de sus tiempos en Argentina y de su enorme comunión con los argentinos.

Anónimo dijo...

Mi madre lo admiraba enormemente,y me dejo un puñado de canciones que atesoro en mi mente y en cd,mi pregunta tiene que ver con una cantante que llevaba su mismo apellido e interpretaba alla por 1962,una melodia de Paul Anka,titulada Quiero Sabe¿eran hermanos Antonio con Chela Prieto? Desde Argentina los saluda un periodista curioso,Daniel Orellano

esteban lob dijo...

Daniel:
¡Bienvenido, colega!

Mo eran hermanos. El verdadero apellido del gran Antonio Prieto fue Espinoza.

Saludos.