miércoles, abril 30, 2008

Jorgito

Nuestros antepasados instauraron la tradición tan hispana de bautizar a los hijos con el mismo nombre del padre o de la madre.
En el caso de mis suegros el hijo mayor se llama Jorge, tal como su progenitor y su abuelo. Y el hijo de este Jorge III, por cierto se llama también Jorge, lo mismo que su propio hijo. Entonces ya vamos en Jorge V.
Lo distractivo de esta historia es que-claro-mientras los Jorge son o eran pequeños, por derivación normal se convierten en Jorgitos.

Pero sucede que la costumbre hace muchas veces estragos . Es así que para mis suegros de más de 90 años de edad, mi cuñado Jorge sigue siendo para efectos de todo tipo...Jorgito.
En este aspecto que seguramente se repite en muchos hogares, mi nieto mayor, Carlitos, también hijo y nieto de sendos Carlos, ha tomado la bandera de la reivindicación de su nombre.
A sus 8 años él sostiene que se llama Carlos y ya no admite diminutivo.

Esto de los nombres propios tiene muchos matices.
También mi suegra, confundida desde hace décadas con la gran cantidad de sus hijos, porque son ocho, empieza a llamarlos por el nombre de sus hermanos, en una sucesión de intentos que desembocan antes de dar con el verdadero, en una imprecación muy explicable:
"Alberto, Pancho, Alejandro, Jorg...ah mierd... ¡¡¡¡¡¡¡

40 comentarios:

Jorge Atarama dijo...

Mi abuela de 91 años desde siempre la recuerdo llamándonos con todo tipo de nombre familiar hasta dar con el nombre que quería llamar. esa tradición de nombrar con el mismo nombre del padre en mi familia la hemos quebrado y creo que con toda la razón de la facilidad de comunicación, pues muchas veces se habla ¿qué es de Diego? y uno contesta incómodo ¿el papá o el hijo? "no" te contesta "el abuelo". Saludos y abrazos desde Lima.

María Angélica dijo...

Jajajajajaja... la verdad es que a pesar de no tener 90 años tengo esa costumbre de confundir a mis nietas... a la mayor que se llama Catalina, de 4 añitos, la llamo por el nombre de su hermanita chica, Camila, cuando la reto por alguna travesura y viceversa.. por qué será eso??.
Incluso, muchas veces, me he pillado nombrando a Catalina con el nombre de mi hija Pía, ná que ver!!!!
Cariños y cuidate.

esteban lob dijo...

JORGE:
Es verdad.
Distinto nombre alivia la tarea, pero sucede que mi hijo le puso mi nombre a mi nieto y la verdad es que me siento orgulloso de la distinción...pese a alguna confusión que pudiera acarrear. Incluso mi otro nieto, el de mi hija, se llama Carlos Esteban en honor a sus 2 abuelos, aunque nadie lo nombra más que Carlos o, para ser fiel a esta historia, Carlitos.

MARÍA ANGÉLICA:
Esto que nos pasa a todos, debe tener alguna explicación psicológica, pero la desconozco.

Marta Salazar dijo...

ja ja ja! tu familia es muy divertida!

lo de los itos, lo conozco, mi hno. hizo lo mismo! ya va en el tercero con el mismo bombre y mi primo (el que due companero de tu hijo en el colegio) ya va (su hijo que acaba de nacer) en H...ito V, también!

abrazos y saludos!

MNB dijo...

Esto de los nombres repetidos era algo muy importante: Mi abuelo, Roberto, mi padre; Roberto, mi hermano; Roberto, mi sobrino; Roberto Daniel. Y hasta ahí quedaron los Robertos. Apareció Alexandre.

Acá,mi marido, Gonzalo;el hijo mayor, Gonzalo y ahí quedó, porque vino un Raimundo y un Nicolás.

A los jóvenes no les gusta repetir sus nombres. Me parece bien, porque resulta ser un cacho.

Sobre todo cuando llegan cartas sólo con el primer apellido. No se sabe para quién es. O cuando llaman por teléfono si el niño ya ha cambiado la voz. Hay que preguntar ¿padre o hijo?

Abrazos.

esteban lob dijo...

MARTA:
Me acuerdo muy bien de Herbert, de cuando era compañero de mi hijo en el Thomas Morus.

MNB:
En verdad la denominación de Alexandre es un notable golpe de timón y un cambio abrupto y total a las tendencias.

Silvia dijo...

Hola Esteban!!! Que lio para llamar a tantos en la familia con el mismo nombre...
...Cuando estudiaba bachillerato llamaba a mi amigo David y siempre me preguntaban ¿Padre o hijo? Con esa voz de ardillita como iba a llamar al padre!!!

Cariños

Silvia

esteban lob dijo...

SILVIA:
Hay veces en que las voces engañan.

¿No has estado con algún Superman con voz de pito o con una persona chiquita con voz de gigante?

angélica beatriz dijo...

Hola mi Esteban querido.

A mí me sigue gustando esa costumbre de llamar al primer hijo o hija con nuestro nombre.

Claro, los problemas se presentan como en los casos que cuentas :-)

Mi bisabuelita tuvo 17 hijos, mi abuelita María fue la décimosexta hija :-) Creo que no batallaron cn los nombres jeje...

Mil besos mi señor lindo.

RaFah dijo...

Juro que a mis hijos no les pondré Rafael o Rafaela, ni los nombres de su madre, abuelo o abuela. A ver si así los viejitos de la familia la tienen más fácil.

Charly W. Karl dijo...

Que tal Esteban, a mí me había pasado algo parecido, me llamaban Carlitos hasta que un día por una broma que me hicieron dije, a partir de ahora soy Charly.

Con respecto a los links que no se podían conectar desde WordPress, se los transcribo para que pueda verlos.

Unión de Bloggers Hispanos

Un blog borrado o abandonado


Un abrazo!

Bohemia dijo...

Vengo de una familia de nombres repetidos y es una tradición que personalmente no me gusta, creo que cada uno debe tener su nombre propio...La elección del nombre es importante, al menos es un rasgo al que siempre le doy importancia.

Un abrazo

esteban lob dijo...

ANGÉLICA BEATRIZ:
Con esa cantidad de antepasados, querida amiga, cuando ustedes se juntan, entre hermanos, primos, tíos, etc. seguramente lo hacen en el Estadio Azteca.

RAFAH:
Yo pensaba igual que tú, hasta que mi hijo me pidió visto bueno para ponerle mi nombre al Esteban Lob del siglo 21. Ahí eché a la basura mi posición primitiva.

CHARLY:
Fue inteligente tu salida desde el nombre multitudinario.

Gracias por los links.

BOHEMIA:
Estoy de acuerdo, pero caí en aquello de "haz lo que digo, no lo que hago", al aceptar como abuelo "chocho" que a mi nieto le pusieran Esteban.

Saludos a la hermosa Cádiz.

Daniel dijo...

Por eso ya tomé la decisión de que el día que tenga hijos les voy a poner cualquier otro nombre menos el de sus padres, o abuelos.
Saludos

María José dijo...

pero que trayectoria, me honra siendo una principiante en las áreas de la comunicacion.
apenas llevo un programa radial en el que entrevisto a la gente en la calle para preguntarle cosas como ud. que opina sobre el aborto?
pero bueno, todo a su tiempo, me gusto lo recien leido, en mi caso, pasa con mi abuelo-padre-y hermano, los tres se llaman Luis,
pero a mi papa y a mi hermano los llaman por sus segundos nombres para evitar confusión,
por ejemplo: Luis Iván, le dicen Iván, y a mi hermano Luis Felipe, le dice ...Felipe
se entiende?
eso me hizo pensar si tuviera una hija me gustaría llamarla María jesús, a pesar de que mi nombre sea María José y suene muy religioso, aunque no soy quien para cargar con eso.
me extendi
saludos

María José dijo...

si todo pasa, incluso el aburrimiento pasa, incluso lo que siento ahora,
pero justo borre esa entrada por hallarla muy personal, de todas maneras, gracias.

esteban lob dijo...

DANIEL:
Saludable disposición. Es la lógica venciendo al ego. ¡¡

MARÍA JOSÉ:
¡Bienvenida!

Me queda la satisfacción de haber alcanzado a comentar en tu post aquel, antes que lo borraras.
Es una señal de cambio de estado de ánimo,lo que es bueno.

Ulysses dijo...

Mi padre para evitar esa costumbre, no me puso su nombre, pero cuando nació mi hermano menor, los amigos le convencieron.¿ cómo no vas a tener un hijo con tu nombre?, en resumen mi papá accedió a colocarle su nombre Raúl, con la consabidada confusión que siempre se produce. al hablar por télefono, ¿con cuál Raúl hablo con el padre o con el hijo?. Hasta ahora muchos creen que es mi hermano mayor.

Mónica...Cine Cuentos. dijo...

¡Qué cosa que suceda en todas las familias lo mismo! Aunque yo rompí con eso y a mis hijas les puse los nombres que me gustaron en el momento.

Bsss. Nos vemos ¿Tanto tiempo ---no???

ALEJANDRO MUÑOZ ESCUDERO dijo...

Estimado Esteban, como buen hijo de españoles seguí con la tradición, pero no hablo de mi nombre, sino el de mis seres mas queridos. Mis hijos (salvo el mas pequeñito) llevan el nombre de mis antepasados.

Al sexto y último (que tiene sólo un año) le pusimos mi nombre.

Un fuerte abrazo y que Dios te bendiga,

Alejandro (Papá de Alejandro Muñoz)

elvira carvalho dijo...

Cá antigamente também havia essa história de baptizar o filho mais velho com o nome do pai,que por seu lado já tinha também o nome do pai. Na família do meu marido o filho mais velho, era sempre Francisco. Na última geração o filho mais velho saíu menina, e minha cunhada ostenta há 70 anos(faz amanhã) o nome de Francisca, que ela acha horrível e que não diz a ninguém, a não ser em documentos.
Um abraço

Víctor Hugo dijo...

mmmmm hay papás que pareciera se ensañaran con sus hijos
conozco gente con nombres del tipo: Lagio... o Walterio ... o Marcelino ...
pobrecitos

saludos!

esteban lob dijo...

ULYSSES:
Conozco varios casos similares, en que no es el hijo mayor el que lleva el nombre del padre y entonces se arma ese tipo de confusiones.

MÓNICA:
Y tal vez tus hijas vuelvan al " sistema" con sus propias hijas, entonces con nombres más modernos.

ALEJANDRO:
Por tu caso dramático, expuesto con justificado y explicable sentimiento, pasión e indignación en tu blog, debe ser una gran alegría que "el conchito" lleve tu nombre.

ELVIRA:
Que extraño que tu cuñada no guste de un nombre tan bonito como Francisca.

VÍCTOR HUGO:
Y los hay hasta peores como Eduvigis, Mamerto, Heraclio, etc... pero al fin de cuentas es una cuestión de gustos.

Teobaldo Mercado dijo...

Sí, yo tenía un tío-abuelo que a su hijo le puso Luis, como él, y mi primo era Luis III; sólo espero que mi primo no le pusiera el mismo nombre a su hijo. Claro que ya les perdí la pista a era rama de mi familia y no sé si lo habrá hecho o no.

Creo que uno debería variar los nombres, si bien a veces es rico llamarse como el progenitor. Yo soy Teobaldo hijo y no me desagrada en lo absoluto. Claro que a un hijo no le pondría mi nombre (ni tampoco Brian, Ian, Jonathan u otros no latinos).

SOMMER dijo...

Yo me llamo Enrique, como mi padre, como mi abuelo, como mi bisabuelo, como mi tatarabuelo.... etc. etc....

Una vez le dije a mi padre: "papá si un día tengo un hijo no se como le llamaré, pero si tengo claro como NO le voy a llamar: Enrique".

Abrazos españoles

esteban lob dijo...

TEOBALDO:
Yo tampoco entiendo, aunque respeto la "determinación" de sus padres, los Jonathan González o los Bryan Gómez.

ENRIQUE:
¡Bienvenido!

Ni te preocupes, porque habrá otros millones de Enrique que perpetuarán el nombre.

Ricardo Tribin dijo...

Asi es estimado Esteban. Por eso es importante conservar la identidad de cada cual y evitar los Jr...itos..etc.

Un gran abrazo

Angie dijo...

Lo de que la madres te cambien el nombre es que " es así y no tiene vuelta de hoja" jajaja.. Porque yo sólo tengo un hermano y, un monton de veces, me llama Carmen, Amparo, Cristina, etc... que son algunos d los nombres de mis tías, jajaja...

esteban lob dijo...

RICARDO:
Claro que hay poco que hacer si a una niña le ponen, por ejemplo, Teresita... y no como diminutivo, o incluso Bernardita.¡¡¡

ANGIE:
Entonces parece, querida sevillana, que es una batalla perdida.

deadly brunette dijo...

en mi familia pasa tal cual!! mi abuela tiene 7 hijos y dice como 5 nombres antes de nombrar a alguien, y mi madre que tiene solo 3 hijos nos confunde los nombres :S

a mi me pasa que mi primito cuando no hablaba muy bien en vez de pilar le salió pupa jaja y ya le quedó.. y tambien le quedó al resto de la familia que me dice hasta el dia de hoy pupa en vez de mi nombre :S

esteban lob dijo...

DEADLY:
Eso que los más pequeños ponen los nombres a los adultos lo conozco.
Mi suegra es apodada Mimima por todos, porque cuando chicos sus hijos preguntaban al volver del colegio ¿Está mi mamá?, por lo que los aún de menos edad empezaron a hablar de "la Mimima".

Paz dijo...

jajajajajaja , me reí tanto que salieron de mis dulces ojitos un par de lagrimas ...
A mi me pasó lo mismo con los perros que tuve , a todos les llamé SIMON lo que los ha convertido realmente en una SOBERANIA PERRUNA .


Saludos nuevamente querido Esteban , para mi es un placer gigantezco leerte.

Paz/

PaCiTa dijo...

bueno, yo antes pensaba que confundir nombres era una cosa de la avanzada edad ... hasta, claro, que me empezó a pasar con frecuencia ... y bueno, ahora tampoco se porque sucede, pero encuentro que es de lo más normal del mundo ajaja

lo de los nombre I, II, II y IV, me carga en verdad, no pretendo hacerlo con mis hijos, dicen que los nombres también tienen identidad, pues que cada uno se busque la suya.

Muchos saludos, y entonces .. se erradico el futbol para siempre de aquí? ajaja

María Marta Bruno dijo...

Esteban... en mi familia hay historias con nombres, como en tantas familias.

Por el lado de mi papá, había una alternancia generacional entre Alfonsos y Marianos... O sea, Alfonso a su primer hijo lo llamaba Mariano, y Mariano, a su primer hijo lo llamaba Alfonso. Por ser mujer, anche primogénita, yo no fui "Alfonsina", aunque tengo una prima que se llama así.

Pero resulta que mi papá quebró la regla, y a su primer hijo varón lo llamó Mariano... ¡¡¡Mariano hijo de Mariano!!! Lógicamente, a mi hermano, todos le decimos Marianito, a sus casi 40 años. Incluso, su primera mujer lo llamaba "Marianito"... Un horror... Pero la cosa no terminó allí. Mi papá ya había sido desaparecido por la dictadura cuando inscribieron a mi hermana, que por segundo nombre lleva ¡Mariana!
Bueno, hasta aquí la marianización familiar.
Un beso enorrrrrme, sin cenizas volcánicas

Titi dijo...

Que entrete el tema! En mi familia pasa lo mismo, la originalidad en los nombres no es muy característico... Para mi abuelita todos terminamos en 'ito' o 'ita', Carlitos, Rorrito, etc. y como se confundia entre tanto nieto y bisnieto, decido resumir en dos tiernos apelativos: las nietas somos 'chinita' y los nietos 'chinito'... y así es menos confuso para ella...
El resto parecemos telenovela venezolana (con todo respeto) diciendo los segundos nombres: 'Carlos Adolfo', 'Carlos Eduardo', etc. para diferenciar.

Titi dijo...

Lo último... jijiji... mis padres no quisieron ponerme el nombre de mi madre: María de los Angeles, sino que acortarlo a 'María Angeles' (como se usa en España), que es casi igual... como en Chilito no están acostumbrado a este nombre, nunca me entienden: Mª de los A., Mª Angélica, Mariangel, etc... Un sin fin de nombres que no es el MIO!!... una vez me preguntaron si estaba segura que me llamaba así!

PS: De igual forma, adoro mi nombre!... con todas sus complicaciones!

esteban lob dijo...

PAZ:
¡Que alegría, amiga, después de tanto tiempo, recibir un nuevo mensaje tuyo desde tu querida Colombia!

¿Alguien te pregunta...Simón hijo o Simón nieto?

PACITA:
No te creas que te has liberado de los comentarios de fútbol si pasas por aquí.
Soy un ser que no puede ir contra su naturaleza, así que en cualquier momento volveré con el tema.(jaja)

MARÍA MARTA:
No me extraña lo de Marianito... por lo de... Marianito Mores.

(Gracias, amiga, por los buenos deseos "sin cenizas volcánicas")

TITI:
¡Nooooo!... Esa sí que es buena, que te hayan preguntado si estabas SEGURA de llamarte María Angeles!

Mariaisabel dijo...

Amigo Esteban,
No quise poner mi nombre a mi hija, ni el de mi marido a mi hijo. El motivo fue porqué no quería diminutivos.
Yo me llamo igual que mi madre y algunas vecinas me llamaban Isabelita, cosa que siempre odié, jaja. Ahora de mayor, ya no me enfado tanto!
Mi padre se llama Angel como mi abuelo y siempre le han llamado Angelito. Hoy a sus 89 años aún hay amigos que le llaman así. Me hace mucha gracia cuando alguien le llama Sr. Angelito.
Un abrazo, con cariño

paola dijo...

¡excelente!
besos

esteban lob dijo...

MARÍA ISABEL:
Saludos al señor Angelito.

PAOLA:
Un abrazo.